viernes, 5 de mayo de 2017

Superando obstáculos

Si eres depresivo busca ayuda; si buscas al Señor para sanarte no buscas sentirte mejor, allí caminaras en cuerda floja. El medicamento eficaz es estar en paz y ser responsable con tu prójimo. Lo más peligroso de la ira depresiva es que culpa a otros de su estado. 

Ser depresivo es no cultivar la energía vital; ese tipo de "electricidad" la hallarás en hacer lo correcto. 

Los demonios buscan mentes vacías y en desorden voluntario, pero no buscan al depresivo pues el ya tiene un problema. 

Los celos, la ira, el miedo represivo y el doble sentido (doble ánimo) son características que se forman y no vienen en el ADN. 

Te invito no ha meditar sobre esto solamente sino a caminar hacia una solución, recuerda, otros sufren por tu depresión. 

“Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”
S.Juan 10:9-10 RVR1960
Ministerio Jesús ReySeñor

“Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah”
Salmos 32:3-4 RVR1960