lunes, 31 de enero de 2011

Camino sin retorno

Mentes brillantes en espíritus despiertos!Transcurrieron 14 años de mi viaje a Europa para que recordara algunas situaciones jocosas de un viaje que hasta cierto punto fue un Milagro. No tenia para el pasaje de regreso a nivel conciencia pro superación pero en mi mano llevaba el boleto de ida y regreso a París. Tenía todo arreglado en mi fe pero habían inquietudes practicamente bajo control que se convirtieron más adelante en el motivo por el cual regrese.San Salvador en El Salvador dista mucho de ser París, pero se convirtió en el mejor campo de entrenamiento y desarrollo de vida dentro de mis posibilidades. No tuve alternativa, tenia que hacer lo estaba ya presupuestado en el almacén de mis conocimientos y carrera Universitaria a medio terminar.Trabajo y aprendizaje por niveles, lo normal, lo de todos en este mundo de oportunidades y desaciertos.El perfil de artista se fue estacionando para dar lugar al conferencista que ante grupos de fe cristiana establece los valores de la fe..mmm..no, no paso eso ni pasará. Lo que demostré en estos años después de visitar la bella Ciudad de París es que se puede donde otros dicen es difícil y hasta imposible.Active hasta una oficina propia y entrene mi alma hasta darle un molde adecuado dentro del mundo de marcas y etiquetas fidedignas.La fe, dependiendo en donde la colocas, es poderosa.La capacidad de adaptación establecida sobre el respeto propio es una llave poderosa.El ingenio para trabajar una inclinación por el buen vivir y una estética aceptable, maduro en nuevas formas de comunicación e integración social.El concepto arte se desarrollo en nuevas e interesantes propuestas.Vino concilio con partes aisladas, socialmente hablando, que ahora conforman mi ambiente y mi participación es un logro especial.Dios es bueno, pero usar lo que nos dio como Creación dentro de margenes aceptables de integridad, moral objetiva y ética de prosperidad..mm,..eso suena bien pero igual son hechos y si vas a presentar fe a una generación que circula y acompaña, son necesarias las pruebas que te traen respeto ante el oponente más acérrimo.La vida es un camino sin retorno.

1 comentario:

Miguel Argueta dijo...

Muy cierto y confrontador mi amigo. Es necesario visualizarlo, de esa manera nos damos cuenta de lo verdadero que es Dios y del amor que nos tiene al formarnos. Gracias por ese aporte de experiencia propia.