miércoles, 12 de enero de 2011

afectos, oportunidades y preferencias.

Mentes brillantes en espíritus despiertos!Cuando empezamos a interiorizar manifestando un genuino interés en reconocer que nos gusta y que no de la vida que llevamos, pueden venir sorpresas.El intento de trabajar un nuevo rumbo sin conocer exactamente que deseamos hacer con nosotros mismos suele manifestarse despues de un tiempo de trabajo de oficina rutinario y ambiente rígido en la casa y algo más, las amistades que se vuelven poco a poco tradición.Algunos nos atrevemos a plantear un cambio brusco, algo extremo, donde podemos comprobar que la fuerza de los primeros años de juventud no ha muerto. Suelo pensar en mi época de adolescente y me sorprendo de ver tan claro las experiencias que me llevaron a celebrar la vida de un modo muy propio.Mi habito de observar escenas de la zona donde vivia, cosas que podia asimilar que son del cotidiano vivir pero que en mi receptor todo cobraba más importancia que lo un acompañante de rutina podia apreciar. El lento caminar de un anciano, los niños jugando al son de gritos y pataletas, los no atletas conocidos haciendo grandes esfuerzos por estirar las piernas, el tendido vigilante que parecía una estatua sin honores, la luz del sol de las diez y media de la mañana y el frenesí de las añoradas vacaciones que si bien los examenes finales me habian sacado mareos por desvelos y disgusto por las evaluaciones, con nitidez de buen estudiante no me atrevia a contar cuantos dias faltaban para reiniciar las clases.La vida fue cambiando para mi como estoy seguro cambio para ustedes. Los años que marcan nuestras vidas son los de la infancia y pre adolescencia. Aunque parezca extraño pero lo que evaluamos y asimilamos en esas etapas nos llegan a etiquetar delante de nuestro valor propio.Estos tiempos que compartimos, la era del Internet, celulares en acción colectiva, el sonido de alarmas que de repente se oye en una zona de estacionamiento, el cable en la TV, los efectos interesantes del 3d  en el Cine, la ropa hecha con materiales nuevos que cambian la temperatura del cuerpo sin fuente externa, la mini computadoras, los robots cada vez más sofisticados y la sujeción a los preceptos nada dignos de un partido político de control que usurpa intenciones y fabrica sueños de un ideal no existente.Cambios en el tiempo, tormentas en el camino, delicias del buen vivir, estorbos que no se consolidan, caminos que se concilian favoreciendo la calle del destino y el flujo de ideas que sin proponerselo el pensante llega a ser aguicultor en los vacios del corazón que anhela algo nuevo e interesante.Los dejo reflexionando con el tema, que mas parece fuera una reflexión de algo no concreto pero que de hecho son las huellas del tiempo en el destino del que y porque.

No hay comentarios: