viernes, 24 de diciembre de 2010

Una Luz que no disminuye ni en vigor ni en Sabiduría.

Mentes brillantes en espíritus despiertos!Estas fiestas de fin de año vienen a ser un ver hacia lo que hicimos y logramos desde Enero y un poco más atrás. La idea de hacer hoy por la noche una celebración al nacimiento de Jesús no me cuadro hasta hace unos años, mi argumento se sustento en la realidad que la fecha del nacimiento no es el 24 0 25 de Diciembre.
Hoy les puedo decir que pasar en familia ha sido un reencuentro con el verdadero motivo de la Navidad, reunirnos alrededor de la mesa recordando un suceso trascendental que de hecho se concetra en la Luz inextinguible del Amor de Dios: Jesús.
Deseo que la pases bien con los tuyos y que Dios siga siendo esa luz que guie tus pasos por los caminos de la Excelencia.

No hay comentarios: