viernes, 2 de enero de 2009

La consecuencia de volvernos contemplativos.

Una de las habilidades más.... descuidadas en este presente siglo es la contemplación objetiva. La mayor parte del Tiempo contemplamos apresuradamente algo que parece prometedor, pero no enfocamos la atención en aquello que nos abre las puertas del Destino. El Mundo que llevamos dentro es tan profundo, complejo como extenso,
el Diseñador por Excelencia lo hizo diciendo: "Sea la Luz", es por eso que
La criatura al igual que su Creador, contempla y al hacerlo la luz se traduce
en ideas concretas ligadas a un proyecto constructivo.

No hay comentarios: